8 maneras de vestir sostenible (parte 2)

circulo-producto-hm

¿Qué aspectos hacen que una prenda sea más ética y más sostenible? De esto, si recuerdas, hablábamos la semana pasada. Y en concreto, comentábamos la importancia que tiene el diseño, el origen de las materias primas, el proceso de producción y acabado de los tejidos y el proceso de confección de las prendas. Tienes el post completo aquí. Aún así, nos quedaron pendientes muchos otros aspectos importantes a tener en cuenta tanto a la hora de comprar una prenda, diseñarla o incluso cuidarla para conseguir que ésta sea lo más sostenible posible. ¿Te apetece conocer cómo vestir sostenible (más o menos) fácilmente? 

5. Transporte

Si primamos el consumo de prendas que hayan sido confeccionadas en el mismo lugar donde se venden, reduciremos enormemente el impacto ambiental de ese producto. Por ello es muy interesante apostar por diseñadores y fábricas locales. Además, de esta manera potenciaremos la economía del país, algo que nos beneficia a todos. También en este sentido es interesante optar por productos que hayan tenido en cuenta la huella de carbono que genera su negocio y hayan intentado minimizarla el máximo posible.

Nudie Jeans (Suecia)

2-nudie-jeans-trazabilidad

Firma de jeans y productos denim que en su web nos explica, prenda por prenda, donde han sido adquiridos y producidos cada uno de los elementos que conforman la prenda. Trazabilidad 100%.

https://www.nudiejeans.com/productionguide/

Pikkpack (Hungría)

2-pikkpak-slow-design

Se trata de unas zapatillas cuyo diseño está pensado para ser creado en dos dimensiones y permite el montaje en el punto de venta final o incluso en casa del consumidor. De esta manera conseguimos que el transporte ocupe muchísimo menos que unas sneakers clásicas y, de esta manera, la huella de carbono sea mucho menor.

http://pikkpack.com/

Tiendas especializadas en productos de proximidad

De la misma manera que es habitual que cada vez haya más comercios de alimentación que venden productos de kilómetro 0, en moda se está dando un fenómeno similar y cada vez podemos encontrar más tiendas especializada en la slow fashion o moda de kilómetro cero. Pongo los ejemplos de Coshop y de Camino porque son dos comercios que están consiguiendo algo que hace unos años nos hubiera parecido una locura, crear  una cadena de tiendas en ese sentido.

2-coshop-moda-local

http://www.coshopcollection.com/ (Barcelona)

2-camino-store-slow-fashion

http://www.thecaminostore.com/ (Barcelona y Madrid)

6. Punto de venta y packaging

Quizás ha sido el aspecto más fácil de tener en cuenta por parte de muchas marcas y empresas de ropa con puntos de venta final; intentar que tanto el packaging como el espacio físico en el que se vende el producto también tenga en cuenta el impacto social y ambiental que genera. Aún así, muchas veces los pequeños comerciantes olvidan este aspecto. Por ello me apetece destacar dos casos de éxito en este sentido.

Tiendas diseñadas teniendo en cuenta la sostenibilidad ambiental 

Dos tiendas de moda sostenible en Barcelona que además de estar especializadas en la venta de ropa sostenible y ser pioneras en ello, han perseguido que su local, el mobiliario y la decoración del espacio fueran sostenibles. Además, de ambas me hace especial ilusión hablar porque ellas apostaron por soGOODsoCUTE desde sus inicios Y aquí la prueba: GreenLfeStyle&soGOODsoCUTE y Humus&soGOODsoCUTE. 

2-greenlifestyle

http://www.greenlifestyle.es/ (Barcelona)

2-humus-vestir-sostenible

http://humusbarcelona.com/ (Barcelona)

7. Uso de la prenda

2-mantenimiento-ropa.hogar

Gráfico elaborado por BeCoolBeConscious y extraído del libro Moda ética para un futuro sostenible, de Elena Salcedo 

Porque no todo va a ser responsabilidad del fabricante. La sostenibilidad en moda también pasa por el consumidor, y es que cuando hablamos de slow fashion éste tiene un papel muy importante. Según descubro gracias al libro Moda ética para un futuro sostenible, de Elena Salcedo, “Durante el mantenimiento de una prenda se produce el 80% de su consumo total de energía” (Collins and Aumonier, 2002), lo que quiere decir que nuestro papel en pro de la moda sostenible es clave: lavar la prenda solo cuando sea necesario, sacarle el mayor provecho, priorizar el secado al aire libre en lugar de usar secadora o evitar el planchado son acciones sencillas que podemos realizar en ese sentido. Naturalmente, cuanto más fácil nos lo ponga el diseñador a la hora de cuidar la prenda y de informarnos cómo hacerlo, mejor. Me encanta el gráfico de BeCoolBeConscious que acompaña este punto y que creo que todos deberíamos tatuarnos en el cerebro.

8. Fin de ciclo

Finalmente y desgraciadamente, prácticamente todas las prendas tienen un día que llegan a su fin. Por el uso intensivo, por un accidente que las estropea o, en el peor de los casos, porque nos hemos cansado de ellas. Sea cual sea el motivo, todavía estamos a tiempo para hacer algo en pro de la sostenibilidad de ese producto, y aquí, como consumidores, tenemos muchas  opciones para ello:

Reparación

Antes de dar una prenda por “muerta”, piensa que quizás se puede arreglar. En este sentido me encanta el servicio de reparación gratuita que la firma Nudie Jeans ofrece a sus clientes. Más convencional es el llevarla a una lugar de arreglos donde seguro nos zurcirán un descosido o nos cambiarán una cremallera. Y si se trata de una mancha que no se va, te animo a que pruebes una tintorería. Es una lástima dar por acabada una prenda simplemente porque tiene una tara fácil de arreglar.

Upcycling

1-ecoalf_upcycling-for-the-oceans_2

Se trata de coger esa prenda y darle una vuelta para convertirla en algo nuevo. Si somos apañados en eso de la costura y el diseño lo podemos hacer nosotros mismos (¿quién no se ha atrevido a convertir una  camisa en un bolso o cortarle las perneras a un pantalón para agenciarse unos shorts para el verano?) o, si no lo vemos muy claro, dárselo a una modista para que la transforme. Es más, tal y como te contaba la semana pasada existen diseñadores que se dedican a recuperar estas prendas que ya no queremos y convertirlas en productos mil veces mejores.

Intercambio (swap party) o venta en mercadillos de segunda mano

2-swapparty

Afortunadamente los tiempos están cambiando y lo que hace unos años parecía una acción exclusiva para familias con escasos recursos o  trueques familiares, hoy es lo más. Y es que finalmente las nuevas generaciones (los llamados millennials) se han dado cuenta del potencial del mercado de segunda mano. Ahora no hay ciudad que no cuente en su programación con mercados de intercambio o de segunda mano donde podemos llevar la ropa que no queremos.  Y si en tu ciudad no organizan ninguno, ¿a qué esperas para hacerlo tú? El otro día justamente e escribió María, una chica de A Coruña que, precisamente tras leer una recomendación mía en este sentido en la revista Marie Claire se animó a llevar esta iniciativa a su ciudad. El próximo swap que organiza tendrá lugar precisamente este próximo domingo y, por lo que veo de las ediciones anteriores, promete un montón. + info http://www.1x1swap.com/

Contenedores de reciclaje de ropa

2-reciclaje-contenedores-ropa

Pero si no te quieres “complicar” la vida con estos temas, sí que no hay excusa para no desechar la ropa allí donde toca. Me parece curioso (por no decirlo de otra manera) los esfuerzos que ayuntamientos, gobiernos y escuelas han vertido en sensibilizar a la sociedad acerca de la importancia de reciclar el papel, el plástico, el vidrio, etc., y, en cambio, el poco caso que se hace en este sentido del reciclado de ropa. ¿Por qué debe ser?

Es importante que sepas que si una prenda se deposita en el contenedor adecuado ésta podrá ser reciclada correctamente, gestionándose el residuo en el caso que sea necesario o bien dándole una segunda vida que, muchas veces, además beneficiara a proyectos sociales y de cooperación, ya que la mayoría de entidades que se dedican a la recogida de ropa cuentan con un proyecto solidario detrás.

¿Qué te ha parecido este recorrido en dos post sobre los elementos  atener en cuenta para convertir una prenda en más sostenible? ¿Se te ocurren más propuestas? Recuerda que la primera parte de este post la tienes aquí. 

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0Share on LinkedIn0

soGOODsoCUTE

One Comment

  1. Me ha encantado! Sobre todo el gráfico sobre el cuidado de las prendas y el dato de todo lo que podemos reducir su huella una vez que ya la compramos. Aquí en Argentina no hay mucho tejido ecológico todavía pero muchos de tus consejos sí que se pueden aplicar igualmente. Llevo un par de meses tomando conciencia sobre la ropa que utilizo y las mejores soluciones que he implementado fueron el comprar a diseñadores locales, comprar de segunda mano e intercambiar con familia y amigos.
    He comenzado mi blog con la intención de difundir en mi ciudad, provincia, país información sobre el impacto del consumo en nuestro mundo (entre otras cosas) y espacios como el tuyo me inspiran a lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *