Ethical Fashion y slowlife en Dublín (I)

dublin-parque-phoenix-bicis

Si me sigues en Facebook, Twitter o Instagram, ya sabes que estoy pasando unas semanas en Dublín (Irlanda) para mejorar mi inglés (una de mis grandes asignaturas pendientes) y también, para que engañarnos, para vivir un verano muy diferente descubriendo esta ciudad llena de música, cerveza y, cómo no, de grandes posibilidades para vestir de manera más sostenibles y llevar un estilo de vida más slow. 

A la vuelta a Barcelona prometo escribir al menos un par de posts más sobre esta ciudad en los que quiero hablarte con detalle de algunas marcas e iniciativas de moda sostenible y cosmética orgánica que he descubierto. Hoy me permito la licencia de convertir este blog en algo mucho más visual y compartir contigo algunos de los momentos de mi aventura. ¡Espero que te guste!

Para empezar, Dublín está repleto de tiendas de ropa vintage que son un paraíso para los amantes de la moda y los cazadores de tesoros second hand. Para que te hagas una idea, éstas son las dos que veo desde la ventana de nuestro apartamento en Dublín.


dublin-vintage-shop

dublin-vintage-shop

Pero no sólo la moda sostenible es vintage en Dublín. Aunque es cierto que no hay tanta oferta de diseñadores de moda ética y moda slow como en el Estado español, he podido encontrar varios espacios dedicados a ella. Uno que me ha encantado son las Galerías Powerscourt Townhouse, tres plantas dedicadas a la ropa made in Irland. No te doy más detalles porque, como te puedes imaginar, uno de los posts que haré a la vuelta serán sobre ellas. Y también, otro sobre We are Islanders, una marca de moda 100% sostenible que se encuentra en estas galerías y que tiene al frente a Rossie, creadora de Re-dress, un proyecto con el que estoy colaborando y del que tengo muchísimas ganas de hablarte.

dublin-Powerscourt-Townhouse

dublin-Powerscourt-Townhouse-1

Galerías Powerscourt Townhouse

dublin-redress-south-studio

La sede de Re-dress se encuentra en este espacio de co-working al que estos días estoy yendo muy a menudo 😉 

Y de la moda, pasamos a la comida. En este campo me alegra un montón haber visto que, aunque si es cierto que se estila mucho el take away y el fast food, también se pueden encontrar rincones mágicos dedicados a la comida orgánica y vegetariana. Éste, por ejemplo, es el “Bite of life” (Bocado de vida), en el 55 de Patrick Street, donde por menos de cinco euros te puedes crear tu propia ensalada eligiendo entre una gran variedad de productos orgánicos. Los pasteles caseros son un tema a parte. ¡Deliciosos!

dublin-comida-organica a bit of life

También, y muy especialmente los sábados y los domingos, la ciudad se llena de mercados dedicados a la comida de verdad. Es relativamente fácil y no demasiado caro encontrar todo tipo de productos ecológicos. Me gustó muy especialmente este de Temple Bar, donde la mayoría de productos contaban con su denominación de origen. Nos llevamos para casa bastantes verduras y un yogurt 100% ecológico con mermelada de frambuesa buenísimo (tanto, que ya se nos ha acabado). Para los más observadores: las fotos me las hice al rato de sacar las “oficiales” del post de la semana pasada en el que te hablaba de Alice y el portal de moda sostenible Sunsais EcoFashion. Éstas no tenía previstas publicarlas y, como ves, aparezco algo más despistadilla 😉

dublin-comida-organica-realfood-market

dublin-comida-organica-realfood-market outofoffice sunsais

Y como no, la noche en Dublín. Aquí la verdad es que no puedo hablar demasiado de sostenibilidad (jeje), pero es imposible hacer un post sobre esta ciudad y omitir el tema. ¡Y es que la noche en Dublín es algo impresionante que ningún amante de la buena música se puede perder! Cualquier pub de la ciudad (y hay muchos) tiene un grupo musical tocando en directo prácticamente cada noche. Desde música tradicional a pop, rock, swing, etc. También es muy fácil encontrar fiestas improvisadas en medio de la calle. Y lo mejor, es que siempre eres bienvenido.

dublin-musica-bankers-temple-bar

dublin-musica-calle-rock

 

dublin-musica-calle

Y para que veas que sí que he venido a estudiar, termino el post con dos fotos de lo que ocupa realmente la gran parte de mi día a día aquí: la academia de inglés y el homework.

dublin-sogoodsocute-studying

dublin-sogoodsocute-working

Bueno, va… también las pintas de Guiness están siendo unas importantes compañeras en este viaje. Y es que como dice el refrán: “Allí donde fueres haz lo que vieres” 😉 ¡Salud y hasta la semana que viene!

dublin-guiness

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0Share on LinkedIn0

soGOODsoCUTE

4 Comments

  1. Me encanta el recorrido que nos enseñas , un poquito de todo. Le estas sacando partido si señor. Por cierto en la ultima foto estas guapisima con gafas y el pelo quitado de la cara. Sigue disfrutando y aprendiendo y luego nos enseñas mas!!!!

  2. ¡Gacias Gema! Me alegra que te guste el post. Y mi look de “estar por casa”. La verdad es que con el pelo recogido estoy muy cómoda… a ver si lo hago más a menudo! 😉

  3. Hola Sonia! Gracias por tu grandioso post, lograste atraparme con tus fotografías y contagiarne de unas ganas increíbles de hacer ese recorrido, quisiera aprovechar para presentarte mi marca de calzado http://www.incline.com.co. Con la que busco llevar la sostenibilidad en la moda a un equilibrio dónde la calidad y la atemporalidad contribuyan al reuso y disminuyan el impacto ambiental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *