¡Keep Calm and Drink Grinti!

Valentina y Stephanie las Grintis

Valentina y Stephanie, las Grintis (foto: Grinti)

Hay personas que se cruzan en nuestra vida y que, no sabemos muy bien por qué, nos transmiten algo muy especial, nos hacen ver las cosas distintas e incluso nos provocan un cambio. Esto es lo que me ha pasado a mi con Valentina. La primera vez que la vi fue en un Pecha Kucha, presentando a eCoberta, la funda protectora para el iPad2 y teclado inalámbrico que había diseñado. El artilugio ahora no tiene mucho sentido –y por ello ha dejado de producirlo-, pero en ese momento todavía no existían teclados específicos para Ipad, ¡y eso era un gran invento! Me encantó su presentación, pero más que lo que presentó, lo que me gustó de Valentina fue cómo hablaba, como argumentaba, de manera directa y clara. Quizás sus genes alemanes tienen algo que ver 😉

Algunos de los proyectos de Valentina

Algunos de los proyectos de Valentina (Más info en ValeDeOro)

Desde entonces sigo a Valentina todo lo que puedo a través de su blog, Vale de Oro, donde desde enero de 2010 escribe sobre minimalismo y sostenibilidad. Como ella misma dice: “Un espacio donde comparto ideas de cómo vivir una vida más simple para aumentar tu felicidad y disminuir tu impacto medioambiental”. ¡Os recomiendo su lectura! Con cada uno de sus posts se aprende algo nuevo.

Izd: BIO Gyokuro / Derecha: BIO Premium Sencha (foto: Grinti)

Izd: BIO Gyokuro / Derecha: BIO Premium Sencha (foto: Grinti)

Pues bien, hace unos días, mi amiga María, de Estel Tapia (ONG de la que tengo muchas ganas de contaros cositas muy good y muy cute y con la que, precisamente Valentina, realizó su eCoberta), me habló de Valentina para contarme que había puesto en marcha un nuevo proyecto; una tienda online, Grinti, en la que comercializaba té Bio. Entré en la web para curiosear, y entonces fue cuando vi que sólo vendía té verde y, más concretamente, ¡dos únicas variedades de té verde! En realidad, no podía ser de otra manera, el minimalismo también la acompaña en este proyecto.

La semana pasada nos encontramos con Valentina en una tetería (bueno, en realidad era una cafetería) de la Rambla del Raval de Barcelona. Necesitaba saber más.

Valentina preparándome unas muestras de té

Valentina preparándome una muestras de té

Grinti, tal y como ella misma me explicó, es el resultado de una profunda investigación que ha realizado junto a Stephanie, su socia en Alemania. Hace unos meses se encontraron en Hamburgo, puerta de entrada del té asiático en Europa, y se dedicaron a probar todas las variedades de té verde habidas y por haber. Tras arduo análisis, escogieron los que, para ellas, eran los mejores. Y así nació Grinti.

Aunque en nuestro país la mayoría del té verde que se comercializa proviene de China, el té de Grinti proviene de Japón. En primer lugar, porque allí están especializados en esta variedad de té. Y, en segundo lugar, porque, como la propia Valentina asegura, “si quieres saber detalles sobre el proceso que se les hace a las hojas o la región de procedencia de los té procedentes de China, muchas veces tan sólo te encontrarás con silencio”.

Presentación de 500 gr. de las dos variedades de té verde Grinti

Presentación de 500 gr. de las dos variedades de té verde Grinti

Las variedades que comercializan son la de Gyokuro, un té llamado “de sombra” porque las últimas semanas antes de la cosecha las plantas de té se cubren con tres capas de redes oscuras que filtran el 90% de la luz solar. Eso aumenta la proporción de las aminoácidos suaves como la teanina frente a los taninos y catecinas amargos, lo que lo hace más dulce. Precisamente por este sabor especial, en Japón se considera el té Gyokuro como uno de los más exquisitos. La otra variedad es la de Sencha, el té más bebido en el país nipón. A diferencia de otros países productores de té, en Japón las hojas no se tuestan, sino que pasan por un tratamiento con vapor para mantener sus propiedades naturales . El proceso detiene la fermentación y mantiene la hoja verde, fresca y jugosa.

Como todo té verde de calidad, ambas variedades cuentan con propiedades antioxidantes que lo hacen un poderoso aliado contra el envejecimiento, entre muchas otras. Además, el té verde de Grinti cuenta con certificación ecológica. Se comercializa en bolsas de 500 gr., tal y como llega desde Japón. De esta manera, Vale y Steffi han querido minimizar al máximo los sobrecostes además de reducir el impacto ambiental de un nuevo embalaje.

Momento Grinti en mi casa

Momento Grinti té verde en mi casa

Las chicas de Grinti son conscientes de que comprar 500 gr. es un poco arriesgado sin haber probado antes el producto. Por ello, Valentina organiza catas periódicamente. Si os encontráis por Barcelona, estáis de suerte, puesto que este mes de enero va a haber dos catas de Grinti en la ciudad Condal. La primera, el próximo jueves (día 20) en Le Rouge (Avinguda Diagonal 337). La siguiente, el día 30 (también jueves) en Cocomat Iberia (c/ Balmes, 229-231). Ambas son gratuitas, pero no olvidéis inscribiros.

Y para los que no estáis por aquí (o no os va bien asistir), podéis comprar muestras por Internet. Además, como premio por haber llegado al final del post (jeje), si ponéis el código sogoodsocute tendréis 3€ de descuento, es decir, una muestra gratis de Sencha o la de Gyokuro a 2€ en vez de a 5€. Os recomiendo que no dejéis pasar la oportunidad. Yo hoy he probado el Bio Premium Gyokuro y, sencillamente, es exquisito.

La pureza de Grinti permite poder reinfusionarlo hasta cuatro veces, lo que alarga su vida y, por lo tanto, reduce nuestro gasto

Valentina, gracias por hacerme redescubrir el té verde (éste SÍ me gusta), y gracias, gracias, por, con cada uno de tus posts y de tus retos, abrirme la mente constantemente.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0Share on LinkedIn0

soGOODsoCUTE

One Comment

  1. Gran contenido, sigue haciendolo de esta manera y cada
    vez llegará lo verá mas gente, como yo, que te he encontrado por internet y me has
    dejado impresionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *