¿Qué quiere decir vestir sostenible?

que es vestir sostenible

Esta mañana estábamos a punto de salir a dar un paseo con Cesc cuando de repente me dice: “Mira, hoy voy vestido sostenible, ¡podrías hacerme un post, que nunca me sacas en el blog!”. Me lo he mirado de arriba a bajo y aunque no tenía muy claro si realmente llevaba el look más apropiado para aparecer en soGOODsoCUTE, he pensado que sí, que si le hacía ilusión aparecer aquí lo tiene más que merecido. Además, me acababa de dar la excusa perfecta para reflexionar acerca de qué quiere decir realmente “vestir sostenible”. ¿Te apuntas a reflexionar conmigo?

que es vestir sostenible

El look de Cesc está formado por una camiseta de la línea masculina de Miriam Ponsa, comprada hace tan solo un día en el REC de Igualada; jeans de Antonio Miro, también del REC, pero del año pasado; y zapatillas Munich. ¿Te parece que es un look sostenible?

Según Cesc, lo es bastante porque los diseñadores de las tres marcas son de proximidad –Miriam Ponsa de Manresa, Antonio Miro de Sabadell y Munich de Barcelona–, aunque realmente es consciente de que no tiene muy claro que hay detrás de cada una de estas marcas y, por lo tanto, si realmente viste sostenible…  ¡Vamos a descubrirlo juntos!

1. Componente social de la marca

que es vestir sostenible

Desde el punto de vista social, una marca sostenible es aquella que en el proceso de producción tiene en cuenta y respeta los derechos sociales de todas las personas involucradas en él, desde los que trabajan en el cultivo de las materias primas hasta los que las comercializan en tienda. ¿Podemos saber si estas marcas cumplen este principio?

Miriam Ponsa y Munich nos aseguran en la etiqueta que sus prendas está fabricadas en España, aunque si vamos a su web –quizás el sitio más habitual hoy día para buscar información sobre una marca- no nos dan muchos más detalles al respecto.

que es vestir sostenible

Si somos curiosos (y yo, lo soy bastante) e investigamos más allá de sus canales de comunicación, podemos llegar a encontrar videos como el de Soloporteros en el que se ve en vivo y directo cómo Munich todavía fabrica –al menos parte de su producción- en Vilanova d´Espoia (Catalunya) o directamente entrevistar a Miriam Ponsa –como hice yo hace tiempo- y saber que produce de manera local y tiene muy en cuenta la ética en la industria de la moda.

Si te fijas, hay un momento del video en que sale el modelo exacto de zapatillas que lleva Cesc

Respecto a Antonio Miro, todo es bastante más misterioso, ya que además de no contar con ninguna etiqueta que nos diga dónde ha sido producida la prenda y en la web tampoco mencionar nada al respecto, lo que se encuentra por Internet son más bien críticas acerca de la deslocalización de la marca (algo que tampoco tiene que ser malo si se realiza con ética y conciencia social) y la poca transparencia al respecto.

¡Cómo me gustaría poder hablar con la marca sobre el tema! A ver si me animo y lo intento. Aunque ahora, pensándolo bien, Cesc ya lo hizo a través del video #retomodasostenible #Whomademyclothes. Por el momento, no ha recibido respuesta. Con lo fan que es de la marca, molaría que la tuviera 😉

2. Componente ambiental de la marca

que es vestir sostenible

Pero para que una marca sea sostenible, más allá de saber dónde produce, deberíamos poder saber en qué grado tiene en cuenta el impacto ambiental de su proceso de producción.

En este sentido, y de la misma manera que nos ha pasado con la componente social, en la web de ninguna de las marcas encontramos información al respecto acerca de este tema, aunque yo sé que Miriam Ponsa procura ir incorporando tejidos respetuosos con el planeta –como el algodón de cotó roig en la colección Dones Mules- y que incluso a veces trabaja con telas de restos de serie.  Pero repito, lo sé yo porque me gusta mucho la marca y me he preocupado en investigar al respecto. De Antonio Miro y de Munich, la verdad, no tengo ni idea de dónde proceden las materias primas ni de qué impacto ambiental tienen los procesos de producción.

que es vestir sostenible

A la conclusión a la que llegamos con Cesc en este sentido es que las marcas de moda –y sobre todo las que tienen aspectos por los cuales estar orgullosas- deberían informar con más detalle en sus webs acerca de la trazabilidad de sus prendas, tanto a nivel ambiental como social. Ganarían en prestigio de marca y, seguramente, en ventas.

3. Componente social y ambiental del consumidor

que es vestir sostenible

Pero esto no se acaba aquí. Y es que en realidad, vestir sostenible no es únicamente vestir prendas con un verdadero compromiso social y ambiental. Si queremos vestir sostenible, lo primero que debemos hacer es tomar conciencia de nuestra relación con la ropa y con la moda pero sin obsesionarnos, pensando sobre la necesidad real y uso que le vamos a dar a la prenda (tienes mucha más información en el post Cómo vestir sostenible y no volverse loco en el intento) y, también, tomando conciencia del impacto que nuestra relación con las prendas tienen sobre el planeta. Y es que, por ejemplo, el 80% de la energía que consumirá una prenda de ropa a lo largo de su vida, se produce durante el mantenimiento que hacemos de ella en casa -lavado, secado, etc.-, eso sin tener en cuenta el impacto ambiental de detergentes, suavizantes o la gestión que hagamos de su fin de vida (ya que no es lo mismo tirarla a la basura, donarla o convertirla en algo nuevo).

que es vestir sostenible

En este sentido, sé que Cesc viste muy sostenible ya que, aunque muy presumido (y si no de qué querer aparecer en el blog, ¡jaja!), sólo compra prendas que necesita, que le combinan con casi todo, que son verdadero fondo de armario –aunque él aún no entienda el significado de la palabra- y en las que, sobre todo, busca calidad y comodidad. Y eso, también es vestir de manera sostenible.

Y es que a fin de cuentas, como dice Elena Salcedo en  Moda ética para un futuro sostenible: “Slow fashion (moda lenta) no es la antítesis de”fast fashion” (moda rápida). Sencillamente es un enfoque diferente en el que diseñadores, compradores, distribuidores y consumidores son más conscientes del impacto del producto sobre los procesos y ecosistemas”. En definitiva, la slow fashion consiste en potenciar la calidad por sobre la cantidad y en tomar conciencia -ya seamos productores o consumidores- del impacto que tiene la industria textil. Y eso, lo podemos hacer todos, desde ya.

que es vestir sostenible

¿Qué te ha parecido el post de hoy? ¿Y a Cesc como modelo? ¿Lo contratamos para poner en marcha una sección de moda masculina? 😉

Por cierto, Cesc es diseñador, pero diseñador industrial. Si quieres saber más sobre él, éste es su estudio: Drassana Studio

¡Feliz día! ¡Espero Esperamos tus comentarios!

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0Share on LinkedIn0

soGOODsoCUTE

8 Comments

  1. Me ENCANTA. Me ha parecido un post/ejercicio súper recomendable. Coger un look y decir “¿lo que llevo es sostenible?”, y “si no lo es, ¿qué puedo hacer para que sí lo sea?”. Muy buenas pautas 😀

    • ¡Gracias Coco por el comentario!
      Me alegra que te guste el post y el ejercicio.
      Un abrazote y a ver si nos vemos pronto!
      sònia

  2. ¡Animo a Cesc a aparecer más a menudo! Como dices, puede ser un fichaje para moda masculina, ¡y para demostrar que también hay moda sostenible para hombres! Muy interesante vuestra reflexión conjunta, y muy de acuerdo con eso de que informar de la trazabilidad repercutiría positivamente en la marca que lo haga.

    ¡Un beso!

    • Hola Laura,
      ¡Gracias por comentar!
      Le leo el comentario a Cesc 😉 (aunque miedo de que se le suban los humos, jaja).
      Y me alegra que te guste la reflexión y lo de mostrar la trazabilidad. Estoy completamente convencida que aumentarías las ventas de las marcas (además de nuestra facilidad a la hora de elegir).
      ¡besitos!
      sònia

  3. Pasaron los tiempos en que soñábamos con tener un armario sin fondo, osease muy amplio para un variado vestuario.
    Ahora nos contentamos con un fondo de armario, que cubre las necesidades de todas las ocasiones.

    • ¡Muchas gracias Margarita por el comentario!
      Me ha encantado lo del “armario sin fondo” por lo de “fondo de armario”. ¿me lo prestas para el título de un post? 😉

      ¡Gracias!

      sònia

  4. Munich es sotenible en su proceso de fabricación, de no ser porque en muchos de sus productos usa pieles y uno de los mayores impacto ambientales es el de la industria peletera.
    Tal como dices en el post “Slow fashion es un enfoque diferente en el que diseñadores, compradores, distribuidores y consumidores son más conscientes del impacto del producto sobre los procesos y ecosistemas… consiste en tomar conciencia -ya seamos productores o consumidores- del impacto que tiene la industria textil…
    A ver si en la industria textil se empieza a hacer una reflexión sobre el uso de las pieles, porque por más ecopiel que se llame, no tiene nada de sostenible ni de ecológico usar pieles.
    Otra cosa es que usemos prendas de piel de segunda mano…

  5. Muy bueno Sonia entre para ver que decias de la la ecopiel que esta tan de moda, pero igual que tu, creo que este producto no es ecológico porque sigue llevando piel, y me molesta que lleve ese nombre y que este tan de moda . Saludos
    Daniela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *