Descubriendo la naturaleza a través de la comida

“Los lunes son los nuevos domingos”

slow-food-barcelona-5

¿Qué tal el fin de semana? Nosotros genial, aprovechando los últimos momentos de playita. Pero hoy quiero hablarte de agricultura ecológica, flores que se comen y raw food gracias a la experiencia que viví el lunes pasado junto al colectivo Vilamon. Si te pica la curiosidad, ¡sigue leyendo!

Cuando el trabajo se te come y piensas que no tienes tiempo para nada, a veces lo mejor es parar, calzarse unas deportivas y salir a disfrutar de la naturaleza, una receta infalible para despejar la mente, recargar pilas y, sobre todo, relativizar. Y eso es lo que hice el lunes pasado gracias a Vilamon, un colectivo formado por La Mochila Verde, especializada en ocio y turismo sostenible (y que muy pronto nos va a dar una sorpresa muy grata a los amantes de la slowlife); Posidonia Med, que promueve una cultura ecológica y respetuosa con el medio ambiente; y Eco Unión, entidad sin ánimo de lucro vinculada en sostenibilidad (¿recuerdas el concurso que ganó soGOODsoCUTE hace ya dos años? Lo organizaban ellos).

slow-food-barcelona-10

Vilamon nos invitó a unos cuantos bloguers, periodistas e influencers del slowlife (¡me encantó encontrarme con Eva de Ecoology) a pasar una mañana en la montaña de Collserola, a tocar de Barcelona, para demostrarnos la suerte de vivir en una ciudad de la que no es necesario salir para disfrutar de la naturaleza y la slow food. Sólo como ejemplo de toda la oferta que la montaña esconde, Vilamon nos preparó un recorrido por tres proyectos súper interesantes.

L’Ortiga, agricultura ecológica

La primera parte de la salida vino de la mano de L’Ortiga, un grupo de personas que hace seis años se instalaron en Can Monmany, una masía-fortaleza-fábrica del siglo XVIII dedicada al cultivo de frutas y hortalizas que hacía años que tenía sus tierras abandonadas y que gracias a este grupo de emprendedores ahora vuelve a estar casi a pleno rendimiento. Y es que actualmente Can Monmany cuenta con diversos huertos de producción ecológica dedicados a producir más de 350 cestas ecológicas a la semana; a albergar proyectos de inserción social y laboral para personas en situación de riesgo; y a ser el punto de partida de talleres educativos para las escuelas de la zona. Y lo que vendrá. Y es que la energía y buenrollismo del equipo de L’Ortiga desprende es sinónimo de crecimiento seguro. Eso sí, de lo más sostenido.

slow-food-barcelona-7

slow-food-barcelona-24

slow-food-barcelona-8

 

slow-food-barcelona-3

slow-food-barcelona-4

NaturalWalks

Dejamos Can Monmany para conocer a Evarist, biólogo especializado en plantas y hongos (a tal nivel que asesora en estos temas de El Celler de Can Roca, el mejor restaurante del mundo) y alma de NaturalWalks, un proyecto cuyo objetivo es descubrirnos la naturaleza y, lo más importante y divertido, sus relaciones con los habitantes de cada lugar y de cada cultura. De la mano de Evarist, y con un paseo de no más de 300 metros, descubrimos decenas de plantas y flores que pueblan los bosques mediterráneos y que son de uso alimenticio y medicinal. Me alucinó experimentar los matices de sabores y los usos culinarios que se le pueden dar a lo que yo, hasta el lunes, pensaba que eran simplemente arbustos o malas yerbas. Como muy bien se encargó de remarcarnos: “Nuestro territorio es un lujo; pero el verdadero lujo es saber que existe y cómo sacarle partido”. Mil gracias Evarist por tan genial experiencia.

slow-food-barcelona-14

slow-food-barcelona-13

slow-food-barcelona-22

slow-food-barcelona-9

Espiritual Chef

Y por fin había llegado el mediodía y la tan esperada hora de la comida. La sorpresa me la llevé cuando nos llevaron a InOut Hostel (un albergue social que yo ya conocía por haber realizado algún proyecto con ellos) y nos plantaron ante una mesa llena de hortalizas y frutas sin pelar ni cocinar… “¡Ay madre qué hambre voy a pasar!”, pensé. Que esto de comer lo que nos da la madre tierra está muy bien, pero yo (ya me perdonaréis) soy de buen comer.

slow-food-barcelona-18

¡Qué equivocada estaba! Y es que detrás de la mesa se encontraba Javier Medvedovsky, chef del café de Blueproject (la fundación que el pasado abril cedió sus instalaciones a Moda Sostenible Barcelona para grabar el teaser de Fashion Revolution) y alma matter de Espiritual Chef, un proyecto basado en la raw food (comida cruda) y que vive la alimentación como un proceso espiritual. La verdad es que me quedé con la boca abierta al descubrir cómo con un poco de imaginación y mucha técnica es posible, por ejemplo, obtener un delicioso pate con una simple zanahoria. Precisamente con la receta de este sencillo y delicioso aperitivo -cortesía de Javier- cerraré este post. Aunque nuestra comida consistió en tres completos platos 100% raw food de lo más completos.

Zanahoria al ajillo (paté de zanahoria)

slow-food-barcelona-17

Ingredientes

300gr de zanahoria
1 diente de ajo
30ml cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
30ml de agua
Un puñado de perejil bien picadito

Procedimiento

Tritura todos los ingredientes menos el perejil hasta obtener la textura para untar que desees.
Después incorpora el perejil.
Y las puedes acompañar con…

 

Crackers Enzimáticas de zanahoria

slow-food-barcelona-21

 

Ingredientes (aproximado para 450 gr.)

400gr de zanahoria
100gr de pipas de girasol molidas
100gr lino dorado molido
30ml de aceite de oliva
1 cucharadita de sal

Procedimiento

Ralla la zanahoria y triturala con el aceite y la sal, mezclarla bien con el lino y las pipas de girasol molidas. Untar bien fino en las bandejas del deshidratador, marcarlas y deshidratar unas 4hs de un lado, darlo vuelta y dejarlos unas 6 horas a 45º o hasta que queden crocantes.

Si quieres más información sobre raw food, échale un buen vistazo a Espiritual Chef.

 

slow-food-barcelona-23

slow-food-barcelona-20

Muchas gracias Vilamón (y especialmente Tomás) por permitirme vivir una experiencia tan y tan chula y hacerme ver que los lunes pueden (y quizás deberían ser) el nuevo domingo. No sé si fue por los huertos de L’Ortiga, el mundo “mágico” de NaturalWalks, la serenidad de Espiritual Chef, o el buenrollismo del grupito que formamos, pero la verdad es que tras la experiencia vivida, estoy tomándome los días de una forma bastante diferente. Si te parece, espero unas semanas a ver cómo evoluciono, y ya te contaré.

Te dejo aquí el enlace al Facebook de Vilamon, donde en breve podrás encontrar toda la información sobre el Festival del Turismo Responsable que celebran el 3 y el 4 de octubre en El Pou de la Figuera (Barcelona) y donde podrás descubrir más proyectos. Yo, no me lo pierdo.

vilamon-logo

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Facebook82Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0Share on LinkedIn0

soGOODsoCUTE

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *