Una tarde entera charlando sobre oportunidades, sector textil y sostenibilidad

Detalle actual de una de las naves de Vapor Gran (foto: wikimedia.org)

Detalle actual de una de las naves de Vapor Gran (foto: wikimedia.org)

Gran tarde de aprendizaje y networking la que pasamos ayer gracias a Gema Gómez, fundadora de Slow fashion Sapin; Enric Carrera, director de la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), y Àngel Sánchez y Santí Mallorquí, de FOX FIBRE Colorganic. Ellos fueron los encargados de dar contenido a la jornada “MEDITech Textil: Oportunidades para el sector textil basadas en la sostenibilidad”, en la que a lo largo de más de cuatro horas charlamos y debatimos acerca de moda, oportunidades de futuro y, naturalmente, de sostenibilidad. El emplazamiento, no podía ser más simbólico, las dependencias de la antigua fábrica textil Vapor Gran de Terrassa, una de las cunas del textil de la Península hoy reconvertida en espacio para la innovación y coworking. Para los y las que tengáis ganas de ampliar conocimientos, aquí va un resumen de la sesión. Preparaos un té y poneros cómod@s, que hay para un rato. 

Gema Gómez de Slow Fashion Spain exponiendo el caso de Teixidors

Gema Gómez de Slow Fashion Spain exponiendo el caso de Teixidors.

La jornada la inauguró Gema, quien nos habló de cómo impacta la producción de la moda “tradicional” en nuestro entorno y en nuestra salud. Nos contó cosas como que para fabricar una unidad de la típica camiseta publicitaria se necesitan 2.700 litros de agua; que el 10% de las emisiones de CO2 mundiales proceden de la industria textil, o que en la China son los primeros en saber cuál es el color de moda porque es el color que tiñe los ríos. Y es que el 70% de los ríos de este país están contaminados, en gran medida, por la producción textil.

Gema Gómez explicando el ejemplo de Upcycling de una manguera de bombero reconvertida en bolso.

Gema Gómez explicando el ejemplo de Upcycling de una manguera de bombero reconvertida en bolso.

La segunda parte de su ponencia fue mucho más optimista y sirvió para abrirnos la mente y mostrarnos decenas de opciones para producir moda de manera mucho más sostenible. Imposible ahora explicarlos todo. Me gustó especialmente el ejemplo de Upcycling que reconvierte las sugerentes mangueras que usan los bomberos en bolso superchic y, naturalmente, el caso de Teixidors, cooperativa que, a muy grandes rasgos, desde hace 30 años ofrece tejidos realizados con materiales naturales y creados por personas con dificultades de aprendizaje. Además, tuvimos la suerte que entre el público se encontraba el gerente de la cooperativa, Juan Ruiz, quien a petición de la organización hizo una brillante intervención explicándonos las dificultades que tienen para encontrar proveedores de materia prima de proximidad. Nos contó que cuando empezaron sólo tenían que cruzar la calle para conseguir casi el 100% de materia prima. Ahora tienen que moverse por Europa, e incluso más lejos. Gema terminó su charla con un mensaje de lo más inspirador: La moda tiene que expresar algo de lo que está pasando en la sociedad, como hizo Coco Chanel a principios del siglo pasado con la liberación de la mujer.

Enric Carrera, director de la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

Enric Carrera, director de la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

En segundo lugar llego el turno del profesor Enric Carrera quien, de acuerdo a su profesión, habló de la sostenibilidad en la industria textil desde un punto de vista más técnico. Enric nos hizo reflexionar acerca de los elementos que hacen de un producto o servicio algo sostenible (la componente de justicia social, la ambiental y la económica) e hizo especial hincapié en la necesidad de abordar estos elementos con soluciones integradas y desde un mismo plano. De  entre toda la información que nos dio, creo interesante destacar algunas recomendaciones para diseñar moda desde el paradigma sostenibilista: no mezclar tejidos (puesto que luego son muy difíciles de recuperar y reciclar); potenciar el uso de las fibras naturales orgánicas y/o renovables, o fibras bio; incidir en la durabilidad del producto, procurar convertir los residuos en materia primera; reducir el proceso textil y, de esta manera, reducir el uso de recursos como el agua o la electricidad; pasar del modelo de negocio basado en el producto a un modelo de negocio basado en el servicio ofreciendo, por ejemplo, alquiler de ropa e lugar de venta; asegurar condiciones laborales dignas y justas para todas las personas que forman parte de la cadena de producción; y potenciar la proximidad. Su última recomendación estaba relacionada con la Responsabilidad Social Corporativa de la empresa, pero yo creo que la mejor manera de hacer RSC es cumplir las anteriores.

Àngel Sánchez y Santí Mallorquí, de FOX FIBRE Colorganic.

Àngel Sánchez y Santí Mallorquí, de FOX FIBRE Colorganic.

Y por fin llegó le llegó el turno del ejemplo práctico de FOX FIBRE Colorganic, con el magnífico tándem que hacen el visionario Ángel y el emprendedor Santi. Ángel es socio de  FOX FIBRE Colorganic y desde hace 25 años se dedica al tejido de algodón orgánico. Para más inri, algodón color, una variedad de la planta que dejó de usarse en la época industrial por su dificultad de mecanizar y que, en cambio, ofrece color a los tejidos sin necesidad de aplicar ninguna tintura.  Si queréis más información sobre este tipo de algodón, la tenéis en su web. Por su parte, Santi es el nuevo CEO de la empresa y, en poco más de tres años, ha sido capaz de reconvertir el negocio para que aporte a la sociedad lo que mejor saben hacer, la materia prima. Santi nos contó que actualmente Fox Fibre ya está fabricando su propio algodón orgánico color y que el valor añadido que quiere aportar a la sociedad es –sin abandonar la fabricación básica de prendas-, es el acercar sus tejidos a los y las diseñadores de moda que quieren apostar por la sostenibilidad pero no encuentran la materia prima o, si la encuentran, se ven obligados a realizar un pedido mínimo que no pueden asumir. Ahora Fox Fibre ofrece la posibilidad de comprar la tela a precio de mayorista a partir de un metro e incluso producir en sus instalaciones. Y es que, tal y cómo Santi afirmó, si damos soluciones y herramientas a la gente joven emprendedora, estaremos dando oportunidades para el crecimiento de la moda sostenible.

detalle_sala_vaporgran

La última parte de la sesión, ya fuera de tiempo, sirvió para hacer un taller con Gema en el que nos hizo reflexionar acerca de los elementos que habían salido a lo largo de la jornada para potenciar la sostenibilidad y cómo los teníamos incorporados o los podíamos incorporar a nuestros servicios y productos.

Lo dicho, más de cuatro horas de sesión organizada por el Ayuntamiento de Terrassa que sirvieron para aprender, pensar, hacer contactos y, naturalmente, divertirnos. Y es que no hay nada mejor que poder compartir tu pasión con otra gente igual de apasionada.

 ¡Feliz fin de semana!

pd. Perdón por la calidad de las fotos, pero la luz era horrible, y yo una pésima fotógrafa. Prometo mejorar. 

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0Share on LinkedIn0

soGOODsoCUTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *