Now Reading
¿Qué es y cómo funciona la certificación BCorp?

¿Qué es y cómo funciona la certificación BCorp?

empresas bcorp

Aunque en pleno siglo XXI la RAE sigue definiendo el término “empresa” como una “unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos”, para muchas y muchos –afortunadamente- una empresa ya es mucho más. Una empresa, está claro, nace con un propósito económico, pero también puede ser un lugar desde el que construir un mundo mejor; un espacio desde el que generar riqueza material pero también social y ambiental.

¿Te suena bien? Pues fíjate cuando veas este logo en las comunicaciones de una empresas porque esto es, a grandes rasgos, lo que define a una BCorp. Se trata de una organización con ánimo de lucro que equilibra el propósito social y los beneficios económicos y que incluso incorpora un requerimiento legal en sus estatutos que la obliga a tener en cuenta en la toma de decisiones no solo a sus accionistas si no también a sus trabajadores, clientes, proveedores, comunidad y medio ambiente.

El movimiento BCorp nació en Estados Unidos hacia el 2006 cuando dos empresarios con este espíritu vieron que al vender su empresa de zapatillas deportivas ésta perdía todos los valores sociales y ambientales con los que ellos la habían creado y decidieron que no querían que esto pudiera volverle a pasar a otras personas. Así, crearon esta acreditación que obliga que este elementos de impacto positivo forme parte de los estatutos.

Movimiento BCorp.


¿Cómo funciona la aceditación BCorp?

BCorp certifica a toda la empresa y nos sólo a un producto o servicio.

Toda organización con ánimo de lucro que quiera medirse en los parámetros de BCorp puede hacerlo accediendo a la Evaluación de Impacto B, una herramienta online, gratuita y confidencial que, a través de una serie de preguntas, evalúa nuestra organización desde las áreas del buen gobierno, trabajadores, clientes, comunidad y medio ambiente. Para obtener la certificación debes sacar una puntuación mínima de 80 puntos sobre 200, modificar los estatutos para adaptarlos a los principios de BCorp y pagar una cuota adaptada a la facturación de tu compañía. Tienes toda la info y tarifas aquí.

Pero quizás lo realmente interesante de BCorp no es tanto la acreditación en sí (que naturalmente toda empresa debería querer tener), si no la herramienta que además de medirte en cada área, te presenta propuestas de mejora que podrías hacer en cada una de ellas y al final, de alguna manera, ayuda a crear la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa o de Sostenibilidad de la organización y puede incluso convertirse en tu herramienta de gestión de ésta.

Acceder herramienta.


Pablo Sánchez, director de BLab Spain y co-fundador de Roots4Sustainability.

En España BCorp aterrizó hacia el año 2014 de la manos de la consultora RootsForSustainability y Pablo Sánchez a la cabeza. Hemos hablado con él para que nos cuente un poco más acerca del movimiento.

– Pablo, ¿ha sido muy complicado importar este modelo empresarial a nuestro país?

No recuerdo muy bien cómo conocí el modelo, pero supongo que leyendo algún paper, ya que en ese momento yo estaba muy vinculado al mundo académico a través de IESE. Lo que sí recuerdo es que tuve clarísimo que sería muy interesante darlo a conocer. Así que le pedí a mi socio, que en ese momento estaba en Washington, que cuadrara una reunión con la gente de BCorp. Luego todo fue muy encadenado porque BCorp abrió BLab en Europa y nosotros, a través de la consultora que teníamos –y tenemos- Roots 4 Sustainability, nos presentamos como candidatos para abrir el movimiento en España. Fue una suerte podernos juntar con la gente de Ecodes y también el hecho que España ya contará con una BCorp.

– ¿España ya contaba con una BCorp antes de que existiera el movimiento aquí?

Si, la gente de Alma Natura es BCorp desde el 2013. Una pasada. 

– ¿Y cómo hicisteis para popularizar el concepto?

Lo primero que hicimos, además de las alianzas comentadas, fue buscar empresas icónicas que podrían estar interesadas a sumarse al movimiento. Ahí entran en juego Ecoalf, Holaluz o Veritas. También empezamos a diseñar las Btardes, donde dábamos a conocer el movimiento, y así fue como cada vez más organizaciones –sobre todo pequeñas y nacidas ya con un propósito social- se fueron sumando al movimiento y posteriormente certificándose.

Aún así, todavía queda mucho camino por recorrer. Y en eso estamos.

– ¿Hay una empresa “tipo” que quiera certificarse como BCorp (y unirse al movimiento)?

Honestamente, el perfil de empresa es muy diverso. Lógicamente, hay muchas solicitudes de empresas que tienen en su ADN el impacto social, que han nacido claramente con un propósito social y que son relativamente pequeñas. Pero también es cierto que desde hace año y medio se están acercando bastantes empresas más tradicionales; empresas con 50 o 60 años de historia, empresas familiares, de marcas reconocidas y algunas que incluso cotizan en Bolsa, que ven en BCorp la palanca de transformación. Quieren hacer el camino para convertirse en empresas con un impacto social real y piensan que BCorp las puede acompañar en ese proceso de cambio.

– Eso me hace pensar en ejemplos como Danone, que es BCorp. ¿Cómo explicarle a la gente de la calle que una empresa como ésta, que vende agua embotellada, que forma parte del Consejo de Administración de Ecoembes, etc., puede ser BCorp?

See Also
greenwashing-union-europea

En BCorp tenemos muy claro que lo primero es reconocer la imperfección. Las empresas BCorp no son perfectas. Y los estándares de Bcorp seguro que también son mejorables y precisamente estamos continuamente trabajando en ellos.

Danone Ibérica, por ejemplo, es una empresa que ciertamente ha alcanzado la puntuación mínima. Entró como Bcorp en 2016 con una puntuación de 83 puntos y ahora cuenta con 86.2, pero naturalmente todavía le queda mucho camino por recorrer y muchas cosas por mejorar. Pero también es cierto que no es tan fácil llegar a los 80 puntos. Que Danone sea una BCorp además la obliga a hacer un ejercicio de transparencia, ya que le exigimos evaluar aquellos elementos que según la herramienta son de más riesgo para ella y comprometerse a mejorarlos. También la obliga a marcarse nuevos retos año tras año y a irse superando. Como decía antes, ser BCorp es mucho más fácil para una empresa joven y pequeña que ha nacido con un propósito social, pero no debemos restarle mérito a las grandes que cuestan más de mover y están haciendo esfuerzos muy grandes para transformarse lo más rápidamente que pueden sin perder, lógicamente, el beneficio económico pero ponerlo al mismo nivel que el social y el ambiental.

Por nuestra parte, precisamente este 2021 tenemos el reto de revisar a fondo todos nuestros estándares y establecer unos hitos de desempeño mínimo que se tendrán que cumplir sí o sí, para ser BCorp.

– ¿Hay algún lugar donde yo pueda conocer qué puntuación tiene cada BCorp?

Por supuesto, toda esta información es accesible y pública. Las Bcorps la publican en sus webs, pero también puedes acceder a ella desde el directorio de BCorps, donde no sólo ves la puntuación global, si no por cada apartado y la evolución que ha experimentado al empresa a lo largo de los años. Si te interesa el tema, es un lugar para pasarse horas investigando.


Multiplicadores B

Alrededor del movimiento BCorp existe una comunidad de personas, llamados en España Multiplicadores B; personas formadas en el movimiento B y en el funcionamiento de la herramienta de Evaluación de Impacto B que desde sus posiciones profesionales ayudan a expandir el movimiento. Si quieres, tú también puedes formar parte de él.

https://www.bcorpspain.es/multiplicadores-b


 

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top