Now Reading
Trucos para vender sostenibilidad a través del email marketing 

Trucos para vender sostenibilidad a través del email marketing 

email-marketing-sostenible-tips

Sabes defenderte con la comunicación de tu marca pero el email marketing te cuesta. Es normal. En pocas formaciones para emprender te enseñan a redactar emails. Y ya ni hablemos de cómo hacer para convertir ventas a través de esos emails, claro. Tienes un compromiso con tu negocio y quieres que salga adelante.

Con las herramientas adecuadas, puedes pasar de 0 a 100 en poco tiempo. El email marketing es una de las estrategias más baratas que puedes utilizar para impulsar tu marca. ¿Quieres saber cómo usarla?

1. Línea de asunto

El “título” de tu email es importante. Muy importante. Tanto, que de ello depende que tus suscriptores abran los emails. Por eso, quiero darte algunos consejos para hacer tus líneas de asunto mucho más atractivas y atrayentes. Irresistibles.

¿Qué debe contener una buena línea de asunto? Estas posibles líneas de asunto han sido comprobadas y utilizadas por copywriters, incluida yo. Elige una de la lista que aparece a continuación y utiliza la creatividad para hacer que cada vez más personas abran tus emails.

〉Curiosidad: pueden ser líneas de asunto del estilo “lo que nadie te cuenta sobre x” o preguntas que estén ligadas con un producto que vendas y utilicen de forma diaria. Por ejemplo, “estás consumiendo microplásticos diariamente”, refiriéndose al dentífrico.

〉Números y porcentajes: las líneas de asunto con números o porcentajes llaman la atención e invitar a abrir el email. Por ejemplo, “7 libros sobre sostenibilidad que no conocías” o “el 80% de las personas no tiene esto en cuenta al reciclar”.

〉Beneficio claro: esta es fácil y seguro que se te dará genial usarla. Tú conoces como nadie los beneficios de tus productos, solo tienes que convertirlo en lo que le gustaría leer al cliente. Por ejemplo, “el solar ecológico que te protege del teletrabajo”, por sus propiedades contra radiación IR de pantallas, o “ahorra dinero cómodamente con esta copa menstrual”.

〉Raro, raro: esta va a sorprenderte. Se trata de contar algo bizarro en solo una línea. Puede ser algo como “la sostenibilidad apoya al plástico”, explicando cómo en algunos casos es mucho más sostenible usar una bolsa de plástico de forma recurrente que una de papel solo de la tienda a casa.

〉Común: estos son los típicos emails que cualquier persona abriría porque dan sensación de “información personal”. Por ejemplo: “relacionado con tu pedido”, contando los beneficios del packaging. También “tu factura de este mes”, desglosando cómo el consumismo hace que una persona de media gaste x€ en ropa no sostenible.

〉Exagerado y ofensivo: esta línea de asunto tiene como objetivo atacar. Por ejemplo: “estás despedido”, contando cómo los despidos masivos no han hecho ningún bien a la sostenibilidad. También puedes usar otras como “me forro con tu dinero”, hablando de las grandes empresas y el greenwashing.

〉Autoridad de la buena: mencionar a alguien conocido puede dar mucha autoridad a tu email y hacer que la persona lo abra por “cotillear”. Una de ellas podría ser “nos reímos de Inditex” o “Coca-Cola y su nuevo packaging ‘sostenible’ está triunfando”.

La clave de una buena línea de asunto responde afirmativamente a una pregunta: ¿yo lo abriría? Si no tienes esa seguridad, puede que quieras darle una vuelta y formularlo de forma diferente. ¡Ah!, ten en cuenta siempre a tu cliente objetivo. Si quieres más ideas, puedes descargarlas aquí.

2. Objetivo del email

Un email, un objetivo. Si damos muchas direcciones, no habrá valido la pena la apertura de ese email. Si necesitas varias acciones del suscriptor, será mejor que lo dividas en cuantos emails sean necesarios.

Es decir, puedes crear un email con el objetivo de que compren la nueva colección y otro que les invite a enviarte fotos con tus prendas. Nunca en un mismo email. Así, el suscriptor sabe perfectamente qué necesitas de él y es mucho más fácil que lo realice.

3. Comunicación en emails

Ahora que sabes cómo hacer que abran tus emails y tienes ese objetivo en mente, llega la acción. ¿Qué contar que les haga comprar en tu tienda? La clave para conseguir crear emails efectivos es conocer al detalle a tu cliente: su estilo de vida, qué piensa y qué quiere conseguir, principalmente.

Estas dos propuestas que te presento a continuación funcionan. Son dos maneras de escribir emails efectivos. Es decir, emails que cumplan con lo que esperas. ¿Quieres predisponer al posible cliente para que después compre? ¿Lo que te gustaría conseguir es crear comunidad? Todo depende de tu objetivo.

See Also

> Empatía

Sabiendo cuál es el estilo de vida de tu suscriptor o posible cliente (como me gusta llamarlo), es muy fácil conectar con él. Seguramente compartáis algunos aspectos de los que podáis hablar. Por ejemplo, cuando en una situación de urgencia tienes que echar mano de supermercados convencionales y estás un buen rato mirando la opción más ecológica. Esa es una.

Puedes encontrar muchos más aspectos que sepas que tu posible cliente vive de forma diaria y hablar de ello en tus emails. Esto provoca que piense “esta persona me entiende” y se cree un lazo mucho más fuerte.

> Historias

A través de las historias somos capaces de conectar y de hacer pasar a la acción al posible cliente. Puedes contar un relato con el que se identifique el posible cliente, como puede ser tus inicios en la sostenibilidad. También puedes echar mano de historias de éxito de clientes en la que cuenten cómo viven mucho más felices con tus productos.

La clave de contar historias en emails es despertar cierta emoción en el posible cliente. A partir de ahí, tendrás mucho más claro qué quieres contar y cómo.

4. Cierre del email

Posiblemente, después de haber redactado el email, quieras ofrecer un producto concreto. Puedes presentarlo como la solución a su problema o mejora de vida. Si has contado una historia de éxito, sería buena idea no mencionar qué producto es hasta el final, que escribas una frase como “el producto que usó esta persona es (nombre y enlace de él)”. Así, consigues mantener la atención hasta el final.

Otro consejo que me gustaría darte es que siempre firmes como una persona. Es decir, no solo “equipo de Lush”, sino “Margarita de Lush”, por ejemplo. Es una buena idea para humanizar tu marca y que sientan que realmente hay una persona detrás de ese email.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top